domingo, 15 de febrero de 2009

Vive y deja vivir

Inicio aquí una serie de posts cuyo lema principal es

Vive y deja vivir

Estarán escritos desde la perspectiva del que desea el respeto por la libertad. Muchos de los temas podrán encuadrarse dentro de lo que se viene denominando movimiento pro-vida, ya que mi deseo y mi obsesión es que se respete la vida de todos. También la de aquellos que no pueden exigir un respeto por la suya. En otros casos, daré mi opinión sobre otros temas diversos, aunque preveo que todos podrán situarse bajo el epígrafe que da título al blog.

Sobre mí, quizás no haya mucho que interese al lector:

  • Sé lo que es dar la bienvenida a la vida a los hijos y la despedida a padre y abuelos.
  • Respecto a mi profesión, soy médico.
  • En cuanto a mis creencias, procuro mantenerme en una postura agnóstica cuando hablo de temas médicos. Cuando hablo desde una perspectiva creyente, lo aviso.

Es difícil encuadrar y etiquetar mi creencia. Creo que tiene que haber un Dios que dé sentido a la vida, un Dios personal que debería ser muy parecido a la mejor imagen de Dios que hayan podido dar el cristianismo y el judaísmo. Pero mi postura creyente no es dogmática y siempre estoy dispuesto a dudar y a aprender de todo lo que tiene que ver con ese deseable Dios.